@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon


Estoy en una habitación de la primera planta sur del hospital Virgen del Rocío. Hematología. Me acompaña una mujer, mezcla de mi madre, mi hermana y Rocío. Entonces entra esa doctora del servicio de Urgencias que siempre lleva tantos colgantes de oro.

Emilio, los resultados dicen que tienes leucemia mieloide crónica.
No es posible, debe ser un error. Tengo 24 años, acepto que pueda tener leucemia, pero si la tengo debería ser una leucemia aguda, las leucemias típicas de los jóvenes, ésas que se tratan con quimioterapia. No es posible que tenga la mala suerte de que sea una leucemia crónica.
Lo siento, necesitas un trasplante de médula ósea.

Y me despierto con el corazón acelerado.

Foto: Intercambio de material genético entre los cromosomas 9 y 22, mutación conocida como Cromosoma Philadelphia responsable de la leucemia mieloide crónica.

Probabilidad

28.03.2008


Un aspecto de cada enfermedad digno de ser estudiado es la capacidad de crear alarma social. Por ejemplo, cada otoño existe una cierta aprensión colectiva, en cierto modo justificada, ante la llegada de una epidemia de gripe aviar. La gripe aviar tiene pues una capacidad elevada de crear alarma.

Un caso particular es el de la displasia arritmogénica de ventrículo derecho (DAVD): la malformación cardiaca de la que murió súbitamente el futbolista Puerta. Desde su trágico fallecimiento, han aumentado las consultas médicas preguntando por dicha enfermedad. Ha llegado a bautizarse como “Síndrome de Puerta” a la crisis de ansiedad desencadenada por el miedo a morir como el futbolista.

Sin embargo, la posibilidad de padecer gripe aviar, DAVD u otras enfermedades que crean alarma social, como la meningitis meningocócica o el ántrax es muy baja, sobre todo cuando la comparamos la de padecer enfermedades producidas los auténticos enemigos de la salud: el tabaco y el alcohol. Paradójicamente, estos dos venenos no crean demasiada alarma social.

Los fumadores tienen una esperanza de vida 23 años inferior al de la población no fumadora. Y se dice pronto. Por su parte, el alcohol mata anualmente y sólo en España a 6500 personas por cirrosis hepática, sin contar a las 2300 que cada año mueren en la carretera por culpa del alcohol.

Así que os animo a que si tenéis que tener miedo a algo no sea a las enfermedades raras, sino a estas dos drogas que tradicionalmente han sido mal llamadas “drogas blandas”.


Fui al domicilio de una señora que había solicitado ayuda mediante el botón de asistencia domiciliaria.

Pero no le pasaba nada; sólo estaba probando el botón.

Estas cosas me harían gracia si no hubiera pacientes graves esperando una ambulancia.

Foto: Ejemplo del uso del botón de teleasistencia. Fuente: Google imágenes.

12