@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Mi mejor profesor

21.06.2008


El bueno de Don José María se sentó en la silla donde nos había dado clase de Lengua y Literatura once años antes, dio los buenos días de forma seria pero cortés y pasó lista.

Nos preguntó a cada uno de sus antiguos alumnos qué había sido de nuestra vida. Yo le conté que era médico interno residente y di las gracias por haberme enseñado que “Sabéis” lleva tilde en la E porque es una palabra tan aguda como “Melón”, que lleva tilde en la O.

Después de tantos años asistiendo a sus clases, creo conocerlo lo suficiente como para adivinar que esta noche llorará un poquito.

Foto: Mi clase de 8º de EGB, esta mañana.

Limb’s Theorem

19.06.2008


La mayoría de las asignaturas que cursé para completar mis créditos de libre configuración fueron una absoluta pérdida de tiempo. De hecho, volviendo la vista atrás, sólo salvaría de la quema el curso de música contemporánea de sesenta horas al que asistí durante mi quinto año de Universidad.

El Limb’s Theorem, ballet contemporáneo que estos días está en el teatro de la Maestranza, me ha gustado.

¿No se inventan lo que están bailando, la música no es improvisada? -preguntó el chico que se sentaba delante.
No. En este espectáculo está todo escrupulosamente medido y precisamente por eso, este caos terrible de música, ruido, luz y danza es deliciosamente bello.

Para quien le interese, ofrezo una crítica más detallada.


Anoche.

-Estás muy guapo, Emilienko.
-Gracias. Creo que es porque estoy pasando por uno de los mejores momentos de mi vida.
-Yo creo que no, pero aún así estás muy guapo.

Pero yo creo que sí, que éste debe ser un gran momento porque yo me siento muy feliz, aunque no sé especificar exactamente por qué. No sabría decidirme si la razón es mi nuevo trabajo, el grupo de teatro, mis progresos deportivos o mis amigos que me quieren.

Foto: Reflejado en un techo de espejos en la calle, retrato que uno sólo se hace cuando está de muy buen humor.