@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Saliente de guardia

13.06.2008


ATENCIÓN

El síndrome del saliente de guardia es cierto. El día después de una guardia existe una tendencia natural a gastar mucho dinero debido a una extraña combinación de alegría y cansancio que invade todo tu cuerpo.

Me han ido muy bien mis dos guardias, sí. ¿Alguien quiere salir con un hombre feliz esta noche?

Foto: Vista desde el dormitorio de Otorrinolaringología a las seis y media de la mañana.


No puedo negar que estoy ansioso, que los nervios me están desbordando. Las dos guardias de veinticuatro horas que esta semana que tengo que compaginar con un curso de urgencias están acabando conmigo psicológicamente.

Cuando tengo muchos problemas, suelo llamar a alguien agradable para quedar y acudo a la cita en coche con la música muy alta. Normalmente escucho cualquier concierto estriduloso y desagradable de Michael Nyman, que consigue ponerme de buen humor.

Sin embargo, esta vez prefiero el ahora de moda “Downtown” de Petula Clark, quizás porque mi estado de ánimo es muy similar al de Juliet Burke en esta famosa escena de Perdidos que os dejo en la ventana de abajo.


No más casitas

04.06.2008


La diferencia que existe entre ser alumno de medicina en prácticas y trabajar como médico interno residente es la misma que hay entre jugar a las casitas y pagar una hipoteca“.

Ser médico residente de primer año es muy duro; el nivel de ansiedad que soporto cada mañana es bastante alto. Tengo la sensación de haber comenzado a leer un libro por la mitad, en el que soy un personaje que se ha incorporado a una historia que lleva mucho tiempo comenzada y que tiene poca idea de lo que ha pasado antes.

Meto la pata a menudo y no es agradable. Menos mal que de vez en cuando salen algunas cosas bien y eso me sirve como si fuera inyección de moral para continuar al día siguiente. Hoy, por ejemplo, conseguí parar una epístaxis yo solo.

Foto: Casitas en el lago de Ohrid, foto tomada en mi época de estudiante, cuando aún no pagaba hipotecas.