@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

863

Qué año tan raro éste.

Sólo hay dos cosas que puedo recordar: haber pasado muchas horas trabajando y haber jugado muchas horas a Pokémon. No me atrevería a decir si este año ha sido bueno o malo, porque un año no es una de ese tipo de cosas que se pueden resumir en términos como “bueno” o “malo”. Pero sí que ha sido un año jodidamente difícil.

Esta tarde de julio, mientras escucho Radiohead frente a mi ordenador, miro este blog con incredulidad: cada vez con entradas más separadas en el tiempo, como si ya no tuviera tantas cosas que compartir con el Mundo, y, yo me pregunto, todas esas inquietudes que yo tenía antes, ¿ahora dónde están?

Qué año tan raro éste.