@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Estadística falaz


No te creas las estadísticas (10/10)

¿No te resulta asombroso? Sólo con 17 piezas de este rompecabezas has sido capaz de adivinar que se trataba del motivo de los botes de Cola Cao.

La realidad, igual que un puzzle, está compuesta de pequeñas piezas. Cada una de estas piezas recibe el nombre de variable. Pongamos un ejemplo: el tiempo atmosférico de hoy es una realidad y es el resultado de muchas piezas o variables: la temperatura, la humedad relativa, el clima de ayer, la presión atmosférica, la altitud del lugar, su latitud,…

Pero no todas estas piezas son igual de importantes. Si en la foto de hoy yo hubiera escogido 17 piezas de la parte superior del dibujo, todas completamente amarillas, nadie habría adivinado cuál era el motivo del rompecabezas.

El análisis multivariante permite predecir una realidad utilizando muchas piezas del puzzle. Además, tenemos herramientas para saber cuáles son las mejores piezas que predicen el resultado final: si no tenemos dinero para comprar el puzzle entero y sólo podemos permitirnos tener diez piezas, podemos calcular cuáles son las diez piezas que nos dan más información del dibujo representado.

La trampa que se hace en esta ocasión es que a veces inteligentes publicistas nos dan piezas “amarillas” del puzzle; que sí, son parte del dibujo, pero que prácticamente carecen de importancia.

Hoy terminamos esta sección de estadística que espero que haya sido de vuestro agrado. Yo he disfrutado mucho con ella y he intentado transmitiros lo poquito que sé del tema, que es lo suficiente para advertiros de que ¡nunca os creáis las estadísticas!

No te creas las estadísitcas. Banda sonora:



No te creas las estadísticas (9/10)

Durante los últimos doscientos años, hemos sido testigos de dos importantes cambios. Por un lado, parece que las temperaturas se han ido incrementando progresivamente. Por el otro, las monarquías europeas han disminuido poco a poco en número.

¿Qué significa esto exactamente? ¿Acaso los gametos de la sangre azul son más suceptibles al calor y por eso sus dueños se reproducen menos? ¿Están relacionados el aumento de temperatura y la disminución del número de monarquías?

La respuesta a esta última pregunta es que sí, que ambos sucesos están relacionados, lo que ocurre es que tienen una relación de temporalidad y no una relación de causa y consecuencia.

Mediante la regresión y la correlación, dos herramientas muy útiles de la Estadística, podemos estudiar si dos o más variables están relacionadas o no y si la relación entre ambas es fuerte o débil. Pero hasta la fecha actual, carecemos de recursos para saber si la relación entre las variables que estudiamos es de causalidad o no.

Por ejemplo, pensad en un fármaco que sirve para un dolor crónico. Pensad en que el paciente tiene menos dolor cuanta más dosis de fármaco reciba. Hemos probado que la dosis de fármaco y la intensidad del dolor están relacionados, pero en ningún momento que el motivo de la mejoría sea el fármaco que estamos dando.

Seguro que sois capaces de aportar nuevos y más desconcertantes ejemplos.


No te creas las estadísticas (8/10)

Regina está enseñando a su hermanito pequeño a barajar un mazo de cartas. Abre una baraja nueva y le pide a su hermano que las mezcle. A continuación, pone las cartas boca arriba y le dice:

Aún tienes que aprender a barajar mejor. Mira, el cinco, el seis y el siete de espadas y la sota, el caballo y el rey de bastos los has dejado juntos.

Regina coge la baraja y la vuelve a mezclar, dispuesta a enseñarle a su hermano cómo barajando convenientemente las cartas, éstas quedan convenientemente mezcladas. Sin embargo, la primera vez la casualidad quiere que ocho espadas quedaran entre las primeras catorce cartas del mazo. Regina vuelve a barajar y cinco figuras aparecen juntas en el medio de la baraja. Baraja por tercera vez y tres sietes salen consecutivos.

Enfadada por no conseguir mezclar las cartas bien, coge la baraja y la mezcla a conciencia. Al volver el mazo boca arriba, comprueba que tres sotas y tres ases forman las sílabas JA JA JA.

¿Están embrujadas las cartas de Regina y no se dejan mezclar?

Es muy difícil, casi imposible, dejar las cartas ordenadas del uno de oros al rey de bastos después de barajarlas. Aunque parezca lo contrario, obtener una tirada en la cual cada carta sea diferente en número y palo a la precedente es también muy difícil. Estas rachas de cartas que ha obtenido Regina son completamente normales y esperables.

Nuestro cerebro nos avisaría si las cartas quedaran muy ordenadas después de barajarlas; pero no se daría cuenta de que este segundo caso, en el que las cartas han quedado demasiado bien mezcladas, es igual de raro.

La teoría de rachas es la encargada de estudiar estos curiosos sucesos. Esta teoría nos avisa cuando los datos han sido recopilados con muchas rachas o con pocas. Ambas situaciones deben hacernos sospechar de la existencia de tendencia e inercia en la obtención. Cualquier análisis estadístico que se precie debe contener un análisis de rachas. Si no lo tiene, puede haber trampa de por medio.