@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Medicina frikie


34ª edición del viernes frikiemédico

No era la intención final, pero el resultado de determinadas decisiones del gobierno ha hecho que el acceso a la vivienda sea una aventura para la mayoría de los ciudadanos. Así, cada vez hay más inmuebles vacíos, porque nadie puede permitirse comprarlos.

Tampoco es la intención final, pero en ocasiones los médicos por algún motivo dan antibióticos, que como efecto colateral, aniquilan a la mayor parte de las bacterias que viven en el colon.

Los antibióticos causan que el colon quede despoblado de sus habitantes habituales y las medidas gubernamentales sobre la vivienda hacen que muchas estén vacías. Estos espacios vacíos tienden a ser ocupados por seres oportunistas.

Los okupas, haciendo uso de una lógica fulminante, invaden las casas inhabitadas con el objeto de protestar hacia unas leyes sociales que ellos creen absurdas. La bacteria que ocupa un colon que ha quedado vacío por el efecto de los antibióticos se llama Clostridium Difficile y actúa como un mismísimo okupa. Este microorganismo origina un cuadro llamado colitis pseudomembranosa.

Ánimo a los chicos de Casas Viejas; éstos no crean colitis, sino que han ayudado a levantar un barrio que hace pocos años estaba hundido en la marginalidad.


33ª edición del viernes frikiemédico

Para comprender bien qué es el tétanos, hace falta conocer cómo se contraen los músculos del cuerpo humano.

En la contracción de un músculo hay dos neuronas implicadas: una neurona superior y una neurona inferior. La neurona inferior está en la médula espinal y es muy inquieta: si fuera por ella, el músculo estaría siempre contraído. Es como un niño que acaba de aprender a andar y que de pura excitación, no hay quien lo tranquilice.

La neurona inferior está continuamente reprimida por una neurona superior del cerebro, que impide que la inferior actúe y que por lo tanto que el músculo se contraiga. En nuestro símil, la neurona cerebral sería la madre del niño, que sujeta a su hijo para que no se mueva y que le dice todo el rato: estate quieto, estate quieto.

El tétanos está producido por una toxina, un veneno que actúa sobre la unión de ambas neuronas. Es como si enjabonáramos las manos de la madre y ésta no pudiera sujetar bien a su hijo. El niño, al verse libre sin nadie que lo reprima, se dispone a hacer su acción, que es contraer el músculo al que inerva.

La toxina del tétanos inhibe a todas las uniones madre-hijo del cuerpo a la vez y de forma prolongada, por eso en esta enfermedad tan grave todos los músculos del cuerpo están contraídos.


32ª edición del viernes frikiemédico

Hoy hace un día precioso: los parajitos cantan y las nubes se levantan; así que aprovecharemos para repasar las lesiones traumáticas de los nervios periféricos.

Como bien sabéis, un nervio es como un cable que va desde la médula espinal hasta el músculo que inerva. En su recorrido, se puede lesionar en tres grados de intensidad diferentes. En el grado I o neurapraxia, no hay rotura de ninguno de los componentes del nervio. El grado III o neurotmesis es la sección total del nervio resultando dos cabos libres. El grado II o axonotmesis es una rotura parcial y es la que vamos a explicar hoy.

Para ello, compararemos el nervio con una bolsa de espaguetis. Los espaguetis, en el interior de la bolsa, harán las veces de axones nerviosos y la bolsa que los envuelve será el perineuro, el tejido que se dispone alrededor de los axones.

La axonotmesis es la rotura de los axones manteniendo la integridad del perineuro. Esto ocurre porque los axones son menos resistentes que el perineuro. En nuestro ejemplo, imaginemos que queremos doblar la bolsa de espaguetis: seguramente los espaguetis, que al igual que los axones son más frágiles, se partan por la mitad; sin embargo, la bolsa, como el perineuro, quedará intacta.

Acabamos de asistir a una axonotmesis culinaria.