@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Juegos para el sábado


Para jugar al juego de la cuerda, se debe dividir el terreno en dos mitades. Los participantes formarán dos equipos y cada uno de ellos asirá uno de los cabos de la cuerda.

El objetivo del juego es hacer que los jugadores del otro equipo invadan el campo propio. Para ello, se debe tirar de la cuerda fuertemente, pero de forma astuta, aprovechando las debilidades del equipo contrario para acercarlos a la línea que divide los terrenos.

Existe una variante del juego en la que sólo participa una persona en cada equipo. Es precisamente en esta variante en la que la estrategia juega un papel más importante para conseguir la victoria y hacer que el oponente entre en el propio terreno, ya sea éste de carácter profesional, ideológico o afectivo.

Yo, por mi parte, estoy un poco cansado de tirar. Si alguien quiere arrastrarme a su terreno, ésta es su oportunidad.


El popular juego infantil de frutas prohibidas es una versión del juego del pillar que añade una salvaguardia: el que va a ser cogido puede salvarse de su cruel destino si justo en el momento en el que le van a pillar se queda quieto y grita el nombre de una fruta. No puede ser cualquier fruta; algunas de ellas quedan prohibidas de antemano y pronunciarlas supone la eliminación de la partida. Conforme avanza el juego, el número de frutas que se censuran es mayor, por lo que la dificultad va aumentando progresivamente.

Como no, la censura de cosas irracionales sigue presente en el mundo de los adultos. Como norma general, la censura no es una buena medida de control por dos motivos.

El primero de ellos es que tiende a no detectar los segundos significados de las cosas, por lo que las críticas, ocultas bajo bonitas metáforas, pueden llegar a ser más mordaces que la verdad desnuda. Además, ¿por qué se censuran unas cosas sí y otras no? ¿Quién decide qué es lo perjudicial para el público y qué no lo es? Un ejemplo típico lo encontramos en la película Mogambo, en la que los censores españoles, con el fin de disimular un “pecaminoso” adulterio, lo acabaron transformando en un incesto.

El segundo motivo es el malestar que la censura despierta entre los que son vigilados. Últimamente, asistimos en Fotolog a un control exaustivo de los contenidos publicados. Vemos como día tras día algunos usuarios son baneados. Eso nos despierta un cierto recelo y desconfianza. ¿Realmente este control al que estamos siendo sometidos es necesario?


Los niños pueden desempeñar dos roles diferentes en el juego del cumpleaños: felicitador o felicitado. Los felicitadores son aquellos que acuden con regalos a la fiesta del felicitado y su único objetivo en el juego es el disfrute personal. El felicitado, sin embargo, hace una apuesta importante: en su fiesta están en juego su popularidad, su carisma y sus dotes de anfitrión.

Los adultos, como siempre, complican el juego del cumpleaños añadiendo a éste nuevos roles sociales. Así encontramos a la “pareja del felicitado”, que puede caer bien o no a los felicitadores; al “felicitador descolgado”, que en la fiesta sólo conoce al felicitado; al “felicitador no invitado”, que tiene que soportar la vergüenza de ser el único de su entorno al que no se le permite la asistencia y al peor de todos, el “felicitador hipócrita”, que pese a permanecer durante toda la celebración con una gran sonrisa, sólo alberga en su corazón sentimientos negativos hacia el felicitado.

Por este motivo, algunos felicitados deciden no celebrar su cumpleaños.

Hoy, que es el cumpleaños de /rocioalma, podéis preguntarle a ella cómo se va a tomar su día. También os podéis pasar por su fotolog y felicitarla. Yo ya lo hago desde aquí: ¡Felicidades Rocío!

http://www1.fotolog.com/rocioalma