@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Monstruos verdes


Monstruos verdes (4/10)

Las acacias possen un extraño sistema de defensa para defenderse de los depredadores. Cuando una de ellas es atacada por un herbívoro, segrega aerosoles que viajan por el aire, para avisar a las acacias vecinas del peligro.

Estas acacias de alrededor comienzan inmediatamente a fabricar una toxina que convierte sus hojas en venenosas. Además, las hojas se vuelven más oscuras, para indicarle al animal que se estaba comiendo la primera acacia que en este bosque no es bien recibido.

Al igual que los aerosoles de las acacias, los rumores de los seres humanos se difunden con extraordinaria rapidez. Por eso intenta no dar nunca motivos para que cotilleen de ti, porque en menos que canta un gallo es posible que toda la sociedad se convierta en venenosa para ti y que sientas un clima hostil a tu alrededor.


Monstruos verdes (3/10)

Los Gymnocalycium son cactus que, en lugar de crecer sobre tierra, se desarrollan sobre otro cactus parasitando sus recursos. Ésta es una forma muy cómoda de obtener los nutrientes que necesitan con un mínimo esfuerzo; los Gymnocalycium tan sólo se preocupan de disfrutar bajo el sol y de explotar al pobre cactus esclavo que tienen debajo.

Esta forma de relacionarse es también propia de los seres humanos. Todos hemos vivido alguna vez en primera persona alguno de los dos roles: en la familia, con los amigos, en los estudios, en el trabajo.

El mayor ejemplo lo encontramos cuando los primermundistas adquirimos recursos del tercer mundo a un precio irrisorio. Una de las razones por las que los países del sur no consiguen un mayor desarrollo económico es porque nosotros actuamos de una forma muy parasitaria: apenas ofrecemos nada por todo lo que nos dan.

Este martes, querido lector, siéntete un malvado monstruo verde del primer mundo. Por cierto, en ocasiones el Gymnocalycium llega a exterminar al cactus de abajo por parasitar demasiado. Si eso ocurre, él mismo se condena a su propia extinción.


Monstruos verdes (2/10)

Tampoco me gustan ésos que te embarcan en proyectos destinados al fracaso. Su estrategia es hacerte una propuesta que pacrece tan suculenta que no puedes rechazar. Cuando estás sumido en medio de ella, te das cuenta de que has caído en una trampa; pero en ese momento ya es demasiado tarde para escapar; todo parece indicar que inevitablemente tendrás que afrontar las consecuencias de tu error.

La darlingtonia es una pequeña planta carnívora que usa una estrategia similar para engañar a sus presas. Los pequeños insectos víctimas de la planta, entran en una estructura tubular que ella posee engañados por su bonito olor y color. Una vez dentro de este tubo, pequeños pelitos orientados hacia el interior de la planta, impiden al pobre insecto salir, y lo dirigen sin compasión hacia su perdición.

¿Todavía alguien a estas alturas duda de la inteligencia de estos monstruos verdes?