@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Películas que recomiendo


Diez películas que recomiendo (VII): El guateque de Blake Edwards

Vivimos en una sociedad en la que el que es bueno, es tonto. Esto potencia nuestra suspicacia, un sentimiento psiquiátricamente no muy saludable que puede causarnos un profundo malestar en el alma.

El guateque, aparte de ser una deliciosa comedia de Peter Sellers con música de Henry Mancini, trata de este tema. El señor Bakshi, un actor hindú que comienza sus andaduras en Hollywood, es invitado por error a una fiesta donde se reúne lo más cool del mundo del cine.

Los invitados se preguntan qué hace un tipo así, “de piel oscura”, en una fiesta con tanto glamour; sin embargo, el ignorante y feliz Bakshi, agradece durante toda la película a los grandes productores de cine la oportunidad de asistir a este guateque.

Aunque al principio lo pasas un poco mal porque se ríen de este hombre tan bueno, al final te das cuenta de que cuando la fiesta acaba, Bakshi ha sido el único que se lo ha pasado bien. Los demás eran simplemente un grupo de desgraciados dispuestos a guardar absurdas apariencias por seguir en la cresta de la ola.


Diez películas que recomiendo (VI): Rebeca de Alfred Hitchcock

No es sólo una bonita película romántica, sino que constituye todo un estudio sociológico.

Ella es la protagonista, pero no es Rebeca: la chica de la foto ni siquiera tiene nombre. Es la segunda esposa de Maxim de Winter, buena, sensible y bien intencionada; sin embargo, no puede competir contra el carisma de la fallecida Rebeca, la que fue primera mujer y que no llega a salir en la cinta. Por lo que nos cuentan de Rebeca, parece que en vida era un ser bastante venenoso y vengativo, que sin embargo, poseía grandes habilidades sociales.

Hitchcock nos habla en Rebeca de uno de los atributos humanos más injustos de todos: el carisma. Da igual que seas maleducado, borde o cruel; si tienes carisma, la sociedad te perdonará cualquier cosa y caerás bien. Si careces de esta virtud, puede que seas buena gente, pero desengáñate: nunca serás el alma de la fiesta. Es posible incluso que nadie te eche de menos.

Mi mensaje de hoy lo puedo expresar incluso de forma más cruda: sin carisma eres un mierda. Sin embargo, no desesperes, no lo tienes todo perdido. Aunque se trata de un talento prácticamente del todo congénito, el carisma se puede potenciar, el problema es que nadie sabe cómo. Supongo que la mejor manera de descubrirlo es el método de ensayo y error.


Diez películas que recomiendo (V): Corre, Lola, corre de Tom Tywker.

Lola recibe una llamada de teléfono. Es su novio, Manni, que entre sollozos le dice que tiene un problema. Manni le confiesa a Lola que se dedica al tráfico de drogas. Esa mañana, iba en el tren con 50.000 euros metidos en una mochila para pagar a su “proveedor”, y al bajar del tren, se le ha olvidado la mochila dentro. Como no entregue el dinero en veinte minutos, le matarán.

Curiosamente, Lola no pierde los nervios y decide ayudar a su novio. La solución es sencilla: sólo tiene que conseguir 50.000 euros en veinte minutos y hacérselos llegar a Manni. Como no tiene tiempo de pararse a pensar cómo los va a conseguir, se echa a la calle a correr, confiando en que ya se le ocurrirá algo por el camino.

Eso es amor. ¿Os imagináis que os ocurre algo así, que os pide un favor de ese calibre alguien de quien estáis perdidamente enamorados? Yo tengo nada claro nada claro qué es lo que haría, porque al igual que todos vosotros, por amor he hecho muchas tonterías. La mayor de todas, guardias en la biblioteca durante meses desde las ocho de la mañana por si “se le ocurría ir a estudiar” (ese año tuve varias matrículas).

Hoy me siento un poco cotilla y me atrevo a preguntaros: ¿qué es lo más absurdo que habéis hecho enamorados?