@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de Teatro del Lavadero


Una nueva obra de mi grupo de teatro está a punto de ser estrenada; y por lo tanto, hemos sufrido de nuevo un “Día del título“, en el tuvimos que decidir cómo llamar a nuestra obra para que ésta tuviera “gancho”.

Luis propuso llamar a la nueva obra “Meta-obra en un cajón”. La propuesta no era mala, pero nos parecía un poco repipi y la fuimos transformando: “Metí la obra en un cajón”, “La metí en un cajón”, “Métemela en el cajón”,… …y así todo un conjunto de nombres formados con las posibilidades más sugerentes del verbo meter.

Al final, la hemos acabado llamando “Simón muy muy Verde”, que aunque no tiene nada que ver ni con cajones ni con metimientos, es un título gracioso.

Foto: Cartel promocional de “Simón muy muy Verde”.


La primera obra que estamos preparando en nuestro nuevo y joven grupo de teatro, tiene como título provisional “Adulterios” y trata precisamente de eso, de adulterios.

Es verde, muy verde, quizás demasiado verde: bastantes chistes y situaciones absurdas sobre sexo duro. No sé si cuando hagamos las modificaciones de rigor deberíamos meter la tijera de la censura.

Si venís a verla, ¿os escandalizaríais demasiado?

Foto: Bocetos de vestuario de algunos de los personajes principales.


Nuestro nuevo grupo de teatro cumple dos meses y medio y ya estamos trabajando en un nuevo proyecto. En esta ocasión se trata de un drama con un gran número de chistes picantes.

En estos ensayos previos a la puesta en escena, nos estamos dedicando al trabajo de mesa: acortar escenas aburridas, adaptar los chistes desfasados en el tiempo y añadir números musicales. La mesa en la que hacemos este trabajo está en el lavadero de mi casa, donde la actividad teatral no interfiere en ningún momento con la limpieza de la ropa.

Foto: Laura escribiendo anotaciones en su libreto. De fondo, ropa interior y sábanas tendidas.