@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de La antigua Yugoslavia


Un rock’n’roll para la antigua Yugoslavia (10/10)

Volví a casa en avioneta. Mi avión fue cancelado a última hora por ser el mío el único billete vendido y me enviaron a casa en un extraño aeroplano que funcionaba con hélices en vez de turbinas.

Ya aquí, estuve varias semanas muy impactado: recordaba a menudo mi viaje. Los aviones de Neda. Bojana. La devaluación constante. Tito. Los pioneros. Kosovo. El odio y la xenofobia. Los Bubañ solos. Macedonia al sur. Eslovenia al norte. El burek a veinte céntimos. El doctor L. El sucio y triste servicio de Cardiología…

En el año 2007, la antigua Yugoslavia comienza otra vez más su camino al futuro. La incorporación a la Unión Europea de Eslovenia y la futura adhesión de Croacia y Macedonia integrará un poco a este país vecino con sus adyacentes y derribará las fronteras existentes. Pero no nos engañemos, si en España aún quedan restos de nuestra Guerra Civil, en Serbia aún tendrán que pasar varias generaciones para que se olviden todas las catástrofes vividas recientemente.

Aunque he intentado plasmar mis recuerdos de Yugoslavia en estas actualizaciones, todavía hay más cosas que de vez en cuando aparecen en mi memoria. Todas estas imágenes forman un rock’n’roll en mi cabeza; forman el rock’n’roll, el “rompe y mezcla” en el que hoy en día se ha convertido lo que hace unos años era la antigua Yugoslavia.


Un rock’n’roll para la antigua Yugoslavia (9/10)

En Belgrado, solía ir con Miroslav a comer burek. El burek es un pastel típico de Serbia hecho con masa de churros, que se rellena con carne, queso feta o champiñones y se fríe en aceite de girasol. Merece la pena el viaje sólo por probarlo.

No existe un consenso en Serbia acerca de a qué hora deben hacerse el almuerzo y la cena. Muchos restaurantes abren las veinticuatro horas del día y se come cuando se tiene hambre. Los serbios se enorgullecen de su sentido práctico para las comidas. Miroslav se enorgullece también de algunos aspectos de su país, aunque es consciente de los errores del pasado.

Él, como Bojan y el doctor L., tiene fe en el futuro. El día que nos despedimos se fue cantando una canción: “Un rock’n’roll para la antigua Yugoslavia”, canción de la que esta serie de actualizaciones ha tomado su nombre. Se trata de un canto que pide esperanza y tolerancia a los pueblos y a las minorías de la península balcánica. La podéis escuchar aquí:

Elektricni Orgazam – Igra rock’n’roll cijela Jugoslavija


Un rock’n’roll para la antigua Yugoslavia (8/10)

El doctor L. sabe que por Sevilla pasa el Guadalquivir, habiendo cruzado antes las provincias de Jaén y Córdoba.

Yo era bueno en Geografía en el colegio -dice con modestia.

Cuando acabó la carrera, el gobierno yugoslavo pagó al doctor L. un máster en los Estados Unidos durante algunos años.

Allí hice muchos amigos. Un día, estos amigos me dijeron que tenían una sorpresa para mí. Me presentaron a una doctora más joven que yo. Ella era de Serbia y habíamos sido vecinos en mi barrio toda la vida. Incluso habíamos ido al mismo colegio y a la misma facultad, pero yo no la había visto jamás. Nos enamoramos y nos casamos en un mes. No tuvimos hijos… -el doctor hizo una pausa- …todo era muy bonito, pero mi beca acabó y tuve que volver a Serbia. Ella no quiso venir, así que decidimos separarnos. No nos hemos vuelto a ver… -L. siguió mirando al frente, imperturbable. Cuando volví, todo había cambiado. Mi hermoso país había sufrido la guerra y estaba aún más mísero. Mi familia consiguió huir y ahora viven en Alemania. Yo no puedo ir con ellos; no me deja mi pasaporte. Estoy sólo en Serbia. Sólo y atrapado.

El doctor L. me da mucha pena. Sus ojos grises parecen llorar cuando habla inglés conmigo.

¡Mira, me he metido en un partido para intentar cambiar las cosas desde dentro! Su eslogan es “Samo napred!” (¡Vamos adelante!).

Sonrió y dejo ver sus dientes grises; grises como sus ojos, grises como su ánimo, grises como los dientes de muchos serbios que de niños fueron tratados con las económicas tetraciclinas.