@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

851

Hay algo que me preocupa últimamente: ¿estoy donde debo estar? ¿Me gustaría más estar en otro sitio?

A veces me sorprendo imaginando cómo sería mi vida si hubiera querido ser juez. La carrera de Derecho la habría afrontado de la misma forma que la carrera de Medicina seguramente. Y después, ¿habría sido capaz de superar las oposiciones a Judicatura conservando mi salud mental? Y, si hubiera podido llegar tan lejos, ¿cómo sería mi vida en unos juzgados? Si me las arreglo todos los días para salir del hospital varias horas más tarde de lo que prevé mi agenda, ¿me pasaría lo mismo?

Y, saliendo de allí con un maletín lleno de problemas, ¿me cuestionaría cómo sería mi vida siendo médico?

  1. BlackZack dice:

    Esa reflexión me la hice yo hace unos meses. Me planteé si dedicándome a algo que me permitiera mayor libertad creativa (algo de diseño, programación, una carrera artística…) me sentiría más lleno personalmente, o quizás me lamentaría por no haber seguido ese picorcillo que me daba pensar en dedicarme a la medicina.

    Que vida no hay más que una muchas veces es un bálsamo, pero a veces le da a uno más de un quebradero de cabeza, sobre todo si a uno le gusta saber de otras cosas.

  2. Te respondo con una de mis frases “Zen”: “Solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir.” Dalai Lama.

    ¿Las cosas serían distintas si hubieras decidido ser juez? Claro que sí, pero piensa en lo que estás haciendo en este momento, y en que si estás aquí es por algo. El resto es todo hipótesis. Trata de disfrutar de lo que tienes, sigue hacia delante y no le des demasiadas vueltas a las cosas. Te lo dice un neurótico de pro, ya lo sabes 😉

  3. Cherry dice:

    Eso me lo pregunto yo toooodos los días, sobre todo estando parada, porque me da la sensación que si hubiera estudiado lo que de verdad me gustaba en vez de hacer caso a todas las opiniones que me decían que con eso no llegaría a ninguna parte, ahora estaría dedicándome a algo. O al menos, tendría pasión por mi carrera y podría aviármelas en encontrar algo más fácilmente.

    Pero pensar eso me deprime, así que prefiero centrarme en lo bueno de todo lo que he estudiado y pensar que ahí dentro también puedo encontrar mi pasión. 🙂

  4. Dra Jomeini dice:

    Ainss, yo esto me lo planteo muy a menudo últimamente. Y la última vez que me lo plantée, repetí el MIR. No puedo…

  5. RamónB dice:

    Una vida, una experiencia: Yo me hubiera hecho Oceanógrafo y me hice Médico. Luego me hice Oncólogo. En una crisis hice Derecho, en otra me puse a preparar Registrador de la Propiedad y Notario (no pude con los 10 primeros temas). Pensé que podría opositar a Secretario de Juzgado (quedaban plazas desiertas)) pero tuve siempre claro que no soy quien para Juzgar a Nadie. En otra crisis hice un Master de Gestión y no me quiso nadie de gestor y en otra más, hice un Libro de Cocina. Cambié de Hospital, de Mujer, tuve más Hijos, y sigo siendo Oncólogo como hace treinta años (vale, más o menos como hace 30 años, que hoy es otra especialidad diferente). Y sobre todo sigo siendo yo, y no cambio ni uno solo de mis aciertos ni de mis errores. Y quiero creer que soy feliz, porque me gusta mi trabajo a pesar de l@s tont@s que nos rodean, y encima me pagan… (caray, el comentario es casi más largo que el post).

  6. RamónB dice:

    Y mientras en M80 suena Joe Cocker “With a little help of my friends”

  7. Anónimo dice:

    Buenas! y yo estudie derecho porque no tuve el valor de ser medico….oposito a uno d esos cuerpos superiores…..por favor me puedes recomendar alguna vitamina. para el agotamiento mental? vale denubil? asi ando! ….gracias

Deja tu firma