@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Señor fontanero:

El lavabo grande tenía usted que colocarlo (me pareció evidente en su momento, por eso no se lo expliqué) en el cuarto de baño grande; y el lavabo pequeño, en el cuarto de baño pequeño.

¿Cómo es posible que usted no cayera en la cuenta cuando, tras haber hecho su instalación y abrir la puerta del baño pequeño, apenas hubiera sitio para pasar?

  1. Elenita dice:

    No me lo puedo creer!! En serio, Emilio???
    Queeeeé fuerte.

  2. Ramón dice:

    Vater, al fondo, junto a la ventana, a la derecha. Bajante a la izda. Pedimos cambiarlo a la izda, pero más dentro del baño, dejando una bañera al fondo. Insistieron tanto en que no se podía reconectar en línea directa con la bajante y que había que poner el desagüe en zigzag, por debajo de la bañera, que tragamos. Conclusión: Hubo que elevar 15 cm el suelo (escalón) para mantener la pendiente de las cacas.
    Efecto colateral: El desagüe del lavabo, caro y precioso accesorio cromado que iba directo a la pared quedaba 15 cm por encima del agujero de la pared. Solución del fontanero: Empalmar con un tubo de PVC a la vista. Lo descubrimos la primera vez que nos sentamos… Así se ha quedado. Explicación del ingeniero: Pensaba que iba a quedar tapado con un armarito… Chapuzassss

  3. dra jomeini dice:

    Típico…

  4. Cherry dice:

    jajajajajaja xDDD dios mio!! creo que te hubiera salido más a cuenta montarte la casa tu solo :s ánimo y, sobre todo, ¡paciencia! 🙂

  5. BlackZack dice:

    Oh, Dios… ¿Qué pasa? ¿Que los constructores, sean los que sean, están configurados para hacer algo mal siempre? ¿Existirá un gen chapucero?

    Ánimo >.<

  6. Oidun dice:

    Qué panzás de reir me pego con los posts sobre la obra de tu piso xD

    Es que es mala suerte…

    Ha sido incluso mejor (o peor según se mire xD) que el de la cocina de gas.

    xD

  7. Ulukai dice:

    Como dicen por ahí, parece que hagan lo que hagan, tienen que cagarla por lo menos en algo, por principios o algo. Manda Webs…

Deja tu firma