@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

860

Capítulo 2×14

El noroeste de Hoenn queda separado del resto de la isla por una cueva llamada la Cascada Meteoro. La Cascada Meteoro no es una cueva oscura pero, como en toda cueva, uno puede perderse al no poder ver la luz del sol.

Entré por la puerta norte y me perdí durante mucho tiempo, incapaz de encontrar la salida del sur. Si digo la verdad, tampoco tenía muchas ganas de buscarla. Si bien no me sentía cómodo en aquel lugar húmedo, la perspectiva de salir de él me parecía aún más inhóspita.

Por la puerta sur se llega a Ciudad Férrica. El club de entrenadores de esta ciudad se había enterado de que llevaba un tiempo vagando sin rumbo por la cueva y, sin yo pedirlo, vino a rescatarme.

El sol brillaba fuertemente en la playa de Ciudad Férrica, así como los ánimos de los entrenadores del lugar. Todos se pusieron contentos de recibir al Emilienko de Ciudad Azulona, del que por redes sociales habían oído hablar y que se especializaba en Pokémon de tipo planta.

El fin de semana que pasé con ellos, lleno de hamburguesas suculentas, cócteles extraños y combates Pokémon, fue uno de los mejores de mi vida. Cuando llegó el domingo por la tarde, vi a lo lejos las Cascadas Meteoro, donde había permanecido encerrado tanto tiempo, y comprendí que había llegado el momento de que mi viaje continuara.

Deja tu firma