@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

870

La mejor hora para visitar la Calzada de los Gigantes es durante la puesta de sol. A esa hora, ya se han ido los autobuses de turistas y no queda nadie.

Es muy práctico para hacerse autorretratos, porque los hexágonos tienen la superficie plana y uno puede dejar la cámara de fotos apoyada en ellos, poner el modo de autodisparo y, en los diez segundos que la cámara otorga, ponerse a trepar por los húmedos prismas para hacerse una foto, subirla a Instagram y conseguir muchos likes.

Eso sí, hay que tener cuidado para no caerse, que los prismas están mojados, es fácil caerse y romperse algo y allí, durante la noche, no hay nadie para pedir ayuda.

Tengo un centenar de fotos en el lugar, con el cielo de todos los colores posibles. Es un sitio tan fotogénico, que da cosa no gastar toda la memoria posible de la cámara en ese ejercicio de onanismo.

En el camino a la Calzada, vi muchas casas de irlandeses locales; la mayoría de ellas tenía banderas ondeando en la puerta. Algunas eran banderas inglesas y otras eran banderas irlandesas, propias de las distintas ideologías de Irlanda del Norte.

Me fui de allí sabiendo mucho de posados en el basalto, pero no me acabé de enterar cómo se encontraba el conflicto en el año 2014. Confieso que, a la vuelta, me sentí un poco tonto.

  1. Anónimo dice:

    Hay momentos para todo y en ese momento tocaba disfrutar de un lugar precioso y especial. Dejarse llevar y sentir, es tambien parte del proceso de aprendizaje del ser humano. Más aún si has sido uno de los pcos elegidos que logro visitarlo sin turistas 🙂
    A la vuelta, ya tuviste tiempo de entrarte del conflicto, a que si?

Deja tu firma