@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

Estás dentro de eORL

Domingo 4 de julio

8:10: Me despierto en el Hospital después de una guardia.
8:12: Dando vueltas en la cama, me pongo a recordar el #twittsev (la reunión de twitteros sevillanos) del pasado viernes y en los organizadores del Evento Blog España a los que conocí allí).
8:13: Recuerdo que siempre me había dado un poco de pena que en el Evento Blog no se trataran temas médicos.
8:15: Decido lanzar un mensaje por Twitter al ciberespacio. A ver qué pasa.

A continuación se detalla un resumen del aluvión de mensajes que se produjeron aquel día.

8:17 @emilienko
Blogosfera sanitaria, el #ebe10 parece que va a ser en Sevilla, así que deberíamos hacernos notar de algún modo los frikis del #ebe10health.
Y lo primero que habría que decidir sería si orientar el #EBE10health a eHealth en general o a blogosfera sanitaria en particular.
9:00@monicamoro
Buenos días !! Veo que dais caña a #EBE10health . Que os parecería: Salud 2.0: iniciativas y expectativas?
11:20 @pastanaga
que buena iniciativa!!!
11:41 @manyez
siiiii, hay que luchar para organizarlo
11:46 @flupianez
mira que ecuación más maja 🙂 Innovación + Integración + Inclusión + TIC + Salud = I3TIC Salud = #EBE10health

Acabo de llegar a casa desde el hospital y, al ver la buena acogida, continúo la conversación.

11:47 @emilienko
Me alegro mucho de que os haga ilusión. Comencemos un brain storming: ¿qué objetivo os gustaría cumplir en el #ebe10health?
11:56 @flupianez
identificar como I3TIC impactan en calidad asistencial, coste-efectividad, gestión salud de ciudadanos-profesionales
12:10 @monicamoro
Un buen objetivo #ebe10health: acercar público 1.0 a experiencias 2.0. Debemos ganar masa crítica en estas experiencias para triunfar.
13:55 @CarlosMatabuena
Jo, me relajo un par de días y ya estáis montando otro movidón! Voy a ponerme al día!

Salgo a celebrar un cumpleaños y me evado un poco de la conversación. Cuando la retomo, las cosas ya van así:

17:53 @marianoh
pues nada, a montar como sea el #EBE10health
18:16 @veronicajuan
Ya estais todos? Falta @Emilienko!!! Cuando es? Donde? Gestiono
18:21 @meriti
estuve en el EBE’09 me gustó, pero se quedaba corto, en salud se puede hacer mucho mejor, yo me apunto!

Después de merendar, ya se había organizado algo. Se había cambiado el Hashtag por #EBE10Salud, que es más autóctono, y se había hablado de facilitar la inscripción a todo interesado.

19:17 @carlosmatabuena
Google Doc de emergencia para irse inscribiendo y aportando sugerencias. Interesados en participar.
20:02 @pediatria
Me he apuntado, aunque sin saber bien de qué va esto del #EBE10Salud
21:43 @calippop
Uniéndome a la propuesta para una mayor presencia de la salud 2.0 en el #EBE10Salud
23:19 @jabarrera
@Emilienko creía que ya estabas apuntado

Emilienko aún no estaba apuntado; se había ido a ensayar teatro. A Emilienko nunca se le había ocurrido que un simple mensaje enviado a internet durante las horas más espesas de una guardia podían haber generado todo este impacto. A día de hoy, el #EBE10Salud tiene bastante aspecto de organizarse. En este documento podéis inscribiros y aportar vuestras ideas. También podéis alucinaros, del igual forma que hice yo, del potencial que tiene la web 2.0 para organizar eventos.

La Medicina tiene tres patas. La primera pata, es en la que pensamos todos al hablar de Medicina: la pata de la asistencia a los ciudadanos, con sus tres grandes ramas: la prevención de la enfermedad, su diagnóstico y tratamiento y la rehabilitación de las secuelas. Sencillo, ¿no? Vale, pero aún quedan otras dos patas.

La segunda pata es la investigación. La investigación ha permitido muchas cosas. Por ejemplo, es la responsable de que hoy en día la tuberculosis se trate con modernos fármacos y no cortando trozos de pulmón. Sí, nadie duda de la importancia la investigación. Sin embargo, la tercera y última pata no ha corrido la misma suerte. Esa pata es la formación: enseñar a los estudiantes lo que uno sabe para aumentar la efectividad del aprendizaje.

Mentes pensantes de todo el país llevan años dándole vueltas a sus cabezas para mejorar la formación. Una tarde de abril de 2010, a Juan Ramón se le ocurrió una idea: ¿y si lleváramos las nuevas tecnologías y la web 2.0 al terreno de la docencia? Acto seguido, se puso a trabajar en el tema y decidió convocar en una reunión informal a los interesados en el tema (es decir, a los mismos cuatro frikies de siempre que nos creemos que pintamos algo en esto de la salud 2.0 en Andalucía Occidental).

Y estuvimos hablando y hablando. También tomamos café y dulces, pero no quedaría bonito decir que las primeras ideas sobre docencia médica 2.0 se expusieron con la boca llena de mazapán. Y cada uno sacó sus propias conclusiones y, como yo estuve allí, también me llevé la mía. A saber:

La aplicación de nuevas tecnologías en la docencia de la Medicina seguramente tenga grandes ventajas docentes pero… …pero un estudiante de Medicina es tradicionalmente un tipo con poco tiempo. Si tiene que estudiarse una asignatura y después tener que dedicar un tiempo extra al aprendizaje 2.0 de dicha asignatura, le estamos haciendo un flaco favor. Por lo tanto, el uso de wikis, blogs, microblogs, foros, redes sociales y todo ese tipo de páginas debería enfocarse para facilitar la vida del alumno y permitirle aprender más, dedicando menos tiempo. Y yo creo que eso es posible hacerlo de dos maneras:

1. Seminarios a principio de curso sobre todo esto. Algo así como: “Chicos, esto es Twitter; así se abre uno un blog; fijaos en las ventajas de un documento compartido de Google Docs; pensad en las posibilidades de una wiki”. Y una vez que los alumnos tuvieran los conocimientos, dejar que los usaran libremente (si creen que los pueden necesitar), como ellos consideraran más oportuno. Ésta es la opción más segura.

2. Seleccionar una asignatura y convertirla al dospuntocerismo. Estimular al alumnado a la opinión y a la reflexión crítica de sus contenidos de forma pública. Evaluar la creación de contenidos del grupo y abandonar el sistema tradicional sustituyéndolo por una especie de “CiberBolonialismo”.

En fin, esa conclusión llegué. Bueno, en realidad pensé en algo más: pensé en difundir esta idea por mi blog. Sé que hay estudiantes que de vez en cuando se pasan por aquí. Precisamente hoy me interesa vuestra opinión. Contadme qué os parece todo esto, si sería útil o toda una chorrada, porque vosotros sois los más interesados.

La doctora Jomeini estaba en la puerta del congreso a las ocho y media de la mañana. Nos vimos, nos reconocimos y entonces ocurrió algo raro porque nos dimos cuenta de que Emilienko llevaba comentando las aventuras de la doctora Jomeini durante dos años y que la doctora Jomeini había estado en los momentos felices y tristes de la vida de Emilienko durante el mismo tiempo. Pero aquello no quería decir que Emilio conociera a Ana, ni que Ana conociera a Emilio. Éramos dos extraños. Los modernos dirían que en ese momento nos estábamos desvirtualizando; la desvirtualización fue una sensación compleja.

Más tarde, yo no atendía del todo a lo que hablaban en las mesas del congreso; estaba entretenido en tuitear todo lo que estaba ocurriendo allí a tiempo real. De repente escuché: “…muy buena pregunta, pero en esta sala hay un tipo llamado Emilienko que podría responderte a eso mucho mejor de lo que lo haría yo, ¿por qué no sube y nos cuenta su experiencia?” Me puse blanco. No porque tenga miedo escénico, que está más que olvidado, sino porque cuando me hicieron subir al escenario y estaba en el atril ya era demasiado tarde para preguntar cuál era esa pregunta que debía responder. Así que me puse a contar todo lo de mi proyecto eORL sin saber si era eso de lo que querían que hablara o no.

En mi lista de objetivos para el congreso estaba preguntarle a Vicente Baos si él creía que escribir en un blog de forma libre y sin censuras podía acarrear consecuencias y enemigos no deseados de los que pudiera uno arrepentirse en el futuro. Me encontré a Vicente mientras subíamos unas escaleras y, sinceramente, creía que iba a pasar de mi pregunta para aprovechar el escaso tiempo del congreso hablando con la gente realmente interesante de allí. Me sorprendió gratamente comprobar que Vicente Baos es un tipo muy majo y cercano y que no sólo respondió mi pregunta, sino que la discutimos un buen rato.

El final del congreso, como le dije a Marta Carmona más tarde, me dejó un sabor de boca amargo. El motivo fue una conferencia acerca de la imagen de marca que ofreces en tu blog que, tanto a Marta como a mí, nos dejó pensativos. No sé, quizás esto de escribir en Internet lo que piensas para que lo lea cualquiera no sea el juguete que creía que era cuando comencé a escribir hace tres años. En mi blog, en este blog, ofrezco una imagen de mí. Pero la imagen hay que cuidarla en este mundo de hoy, donde lo es todo. Así, desde el lunes me estoy preguntando ¿qué piensa la gente que me lee, esa gente que me conoce gracias a este portal, pero que yo ni siquiera sé que existe? ¿Creerán que soy un buen tipo o por el contrario opinarán que me porto como un loco, un radical o un ingenuo? ¡Yo quiero seguir escribiendo lo que me da la gana, sin tener que preocuparme por todo esto!

Pero es que da mucho que pensar que estés haciendo pipí en el cuarto de baño de un congreso y que llegue alguien por detrás a quien no has visto jamás y que te pregunte por cómo les va a las extranjeras con las que compartes piso.