@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon


Donar sangre no es doloroso. Necesitarla sí.

En Sevilla puedes donar sangre en el Centro de Donaciones en la calle Manuel Siurot, junto al Hospital Virgen del Rocío o bien en la planta baja del Hospital Macarena. No duele y dura diez minutos. Lo prometo. El personal es encantador y luego te invitan a tomar algo por las molestias. La foto puede ser un poco escabrosa, pero la pongo para quitar los miedos que despiertan las donaciones a quien no ha ido nunca.

Hoy un momento terrible de la anamnesis:
La médico: ¿Has tenido relaciones desde la última vez que donaste?
Yo (lo más dignamente posible): No…

De descanso

05.03.2007


Mi próximo examen es sencillo y está lejano, así que esta semana me la puedo tomar un poco más relajada. Además, los lunes ya no tengo clase y por la mañana puedo dedicarme a tocar el piano.

Desde hace un par de años me vengo aburriendo de los compositores neominimalistas en plan Nyman, Williams y Tiersen, así que he decidido volver al Maestro Mozart… y compruebo que es mucho más difícil obtener una calidad decente para interpretar sus piezas. Hace un par de semanas me afinaron el piano (hacía cuatro años que no se afinaba) y ahora tocar es todo una gozada.

Ciudad Azulona

04.03.2007


Mi otro yo vive aquí, en Ciudad Azulona, en la península de Kanto. Ciudad Azulona está al oeste de Ciudad Azafrán y al este del puente que lleva a Ciudad Fucsia.

Es un lugar maravilloso donde vivir. Uno se levanta por las mañanas sin más preocupación que entrenar a sus Pokémon, que son todos adorables y fieles. No hay exámenes ni catedráticos, no hay que trabajar para comer ni para vivir, no hay dolores de cabeza ni enfermedades, no hay motivos de disconfort… tan sólo pasear, entrenar Pokémon y disfrutar de la naturaleza.

Por las noches me gusta ir a mi otra ciudad, Ciudad Azulona.