@Emilienko Cómo convertirse en entrenador Pokémon

766

En las últimas semanas, las protestas de los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla se han hecho oír, tanto en la calle como en las redes sociales.

Entiendo sus quejas. Si en mi época ya protestábamos por la masificación de las prácticas y sólo éramos doscientos alumnos y pico por promoción; ahora que son más de trescientos, la situación debe ser aún más difícil. En concreto, en el último año vengo notando cómo algunos alumnos, para recuperar prácticas que no han podido hacer, vienen a buscarme por la tarde a las guardias, solicitando pasar algunas horas conmigo a cambio de una firma de asistencia en su ficha de evaluación.

Siempre me han gustado los alumnos voluntarios, quizás porque yo pasé muchas tardes de motu propio en el hospital. En las guardias suele haber mucho trabajo y es posible encargar alguna tarea sencilla y supervisada a los alumnos.

La semana pasada, una joven estudiante de tercero de Medicina me pidió apuntarse a una guardia de Otorrinolaringología. Mostró mucho interés por las otoscopias, las suturas y los nudos quirúrgicos, las cánulas de traqueotomía y algunas otras cosas típicas de mi especialidad. A última hora de la tarde, le sugerí que fuera a la habitación de algún enfermo, que se presentara y que le rehistoriara.

-Por favor, no me hagas esto. No me dejes sola.
-Pero si no tiene ningún misterio. Llegas, te presentas, dices que eres alumna en prácticas y le haces las tres preguntas básicas: qué le pasa, desde cuándo y a qué se lo atribuye.
-Pero es que no lo he hecho nunca. Ven conmigo.

No pude evitar comparar la situación con la que el domingo anterior me contaba Fidel acerca de sus prácticas de Enfermería. Según Fidel, durante el primer año de Enfermería, el estudiante pasa varios meses ejerciendo labores de auxiliar, haciendo camas y lavando y movilizando enfermos para familiarizarse con el hospital.

-Eso da mucha soltura para cuando, el segundo año, comienzas a coger vías, poner sondas y a realizar otras actividades invasivas.

Evidentemente, los planes de estudio de Enfermería y Medicina son diferentes. Pero, si un alumno de segundo de Enfermería se puede desenvolver bien con un enfermo y llevar a cabo diversas técnicas; que un alumnos de tercero de Medicina tenga dificultades para quedarse a solas con un enfermo y realizar una entrevista clínica denota que algo está fallando. Puede que ese alumno haya recibido una formación magistral en las asignaturas básicas: Anatomía, Fisiología, Histología, Bioquímica; sin embargo, carece de muchas competencias que son deseables en un médico.

Y ahora que estamos implantando un nuevo plan de estudios, ¿no sería hora de irse planteando si lo estamos haciendo bien o si, por el contrario, arrastramos en nuestro sistema docente la herencia de los sistemas de prácticas de otros planes de estudio, anticuados para la actualidad?

  1. Yaiza dice:

    Me suena que años ha los alumnos de Medicina primero hacían un año de prácticas de infermería. Y de hecho es un poco ridículo terminar la carrera y no solo no saber poner una vía o preparar un suero, si no que tampoc tenemos ni idea de como ayudar a mobilizar de la cama al sillón a un paciente con dificultades para hacerlo de forma autónoma.

    Dicen que quién se cree demasiado importante para hacer tareas pequeñas, seguramente es demasiado pequeño para llevar a cabo tareas importantes.

    A los estudiantes españoles nos faltan muchas horas de prácticas y que se nos obligue a tomar responsabilidades sobre nuestros pacientes y que así aprendamos a desenvolvernos con ellos. Son cosas que no se aprenden viendo como lo hacen los resis!

  2. Josan dice:

    Yo, por suerte, estoy teniendo la magnífica experiencia de una estancia ERASMUS en Francia. Si yo pudiera, copiaría miles de cosas del sistema de aquí al español.

    Aquí todos los estudiantes saben hacer tareas básicas de enfermería: sacar sangre, hacer una GSA, ayudar en una cura de herida. Igualmente, es el estudiante el que hace la historia, evoluciones y papeles del alta del paciente, lo que te obliga a estudiar con cada paciente para hacerlo bien. Además, el estudiante hace de todo lo que haya que hacer: yo he hecho ya mielogramas, biopsias cutáneas, punciones lumbares, artrocentesis…

    Teóricamente el nuevo plan se acercaría esto, pero, citando a Los Simpson: “eso es teóricamente, y en teoría, funciona hasta el Comunismo”.

    • Emilienko dice:

      En teoría las becas Erasmus sirven para importar todas esas mejoras al sistema propio y aprender de los errores a evitar. Pero cuando algo falla en estas becas cuando se convierten en un camino hacia una formación mejor o una forma de evitar asignaturas que se imparten de forma ilógica.

  3. Belén dice:

    Un excelente post!
    Yo estoy en 6º y he pasado ya por las diferentes etapas. En 3º íbamos muy poco al hospital y nos limitabamos a ver, oír, callar y apuntar como locos para la libreta de prácticas. En 4º más de lo mismo, aunque en algunas asignaturas tenías buena suerte con los tutores que te instaban a ser un poco más activos. En 5º empiezas a “echarle cara” y en mi caso conseguí lavarme en el quirófano de trauma y dar puntos de sutura en derma. Además en médica nos mandaban solos a historiar a los pacientes y con ello fui perdiendo el miedo escénico. En 6º las rotaciones son más largas y yo suelo tomar la iniciativa. Cuando estuve en el centro de salud le pedí al enfermero que me dejara sacar sangre y con el médico hacía exploraciones todos los días.
    Lo que saco de mis experiencia es que ciertamente, las prácticas y el plan q llevan en la universidad no es el mejor y que podría mejorarse muchísimo, pero también q el estudiante tiene q mostrar interés e ir adquiriendo seguridad, y sobre todo no tener miedo a preguntar y a equivocarse porque así es como se aprende!
    Está bien que nos quejemos de la masificación y que pidamos soluciones a la universidad pero tiene que ir de la mano de un interés del alumno por aprender y mejorar su formación

    • Emilienko dice:

      Es verdad, Belén; es cierto que a un estudiante motivado y un poco “caradura”, como tú dices, se le deja hacer más cosas. Sin embargo, no creo que pedir las cosas deba ser la única forma de hacerlas. ¡También los alumnos tímidos deberían tener sus oportunidades!

    • Yaiza dice:

      Como Josan yo también estoy en Francia de Erasmus. Y si, saltan a la vista las diferencias. Rotar por Ortopedia y lavarte en todas las cirugías porque haces falta, o estar en Infecciosas y que te toque hacer la PL a tu paciente, o la gasometría, o simplemente pelearte por teléfono para consiguir la información que te necesitas. Así son las cosas aquí. Mucho mejor, para mi gusto!

  4. Mar dice:

    Yo estoy en 6º de Medicina y mi hermana acabando Enfermería y estoy totalmente de acuerdo con tus palabras. Hay gente con más o menos “caradura” y con más o menos habilidad social, pero creo que hay un problema estructural en la forma de plantear las cosas en prácticas y en la carrera. Que tendrían que plantear objetivos prácticos en las prácticas e ir aumentando, en escalera, curso a curso. Para que cuando llegues a 6º hayas sido algo más que una “espectadora” de lo que ocurre en el hospital 🙂

    Besos!

  5. Noe dice:

    Soy R2. Estoy de acuerdo en que las prácticas dejan mucho que desear y no cumplen objetivos básicos como desenvolverse con un enfermo (no solo en competencias médicas). Desde luego, como fué en mi caso, llevar las historias clínicas en el hospital no es útil como práctica. El tema de instrumentación, algo tan sencillo como coger una vía, en mi caso lo aprendí el año pasado porque me pareció ridículo no haberlo hecho nunca. No puedo “supervisar” a un enfermero o coger una vía complicada, ¡si nunca he cogido una simple! El sistema debería replantearse. No puede ser que el primer día que vas a trabajar no sepas qué es un enfermo, y compañeros de otros paises “te den mil vueltas” porque ellos en su internado (su periodo de prácticas hospitalarias) han hecho absolutamente de todo, incluso atender partos. La verdad yo no me imagino atendiendo uno. ¿tenderemos remedio?

  6. MDoc dice:

    Uff…y anda que no habría que hablar aquí (o bien me encuentro muy dicharachero hoy o es que tus temas son más que interesantes). Al fin y al cabo tanto un tema como el otro (aunque sin compararlo con enfermería) quería tratar en mi blog en algún momento.

    Totalmente de acuerdo con tus palabras. Hace poco, en unas prácticas de cirugía general donde yo me dedicaba, junto con otros 5 alumnos a intentar ver algo en cirugía abierta (algo bastante imposible) había un chico de 2º de enfermería haciendo prácticas. Desde el segundo día se convirtió en instrumentista. Hablando con él un día, me dijo, bah, pero si no hacemos tanto, y yo defendiendo que por lo menos hacían algo. Que estés un mes en un servicio, te ayuden a soltarte y te enseñen, hace mucho.

    Yo soy también de prácticas voluntarias. Este curso ha caído alguna, pero poca cosa porque entre tantas cosas no tienes demasiado tiempo. Pero este verano será mi tercer año de prácticas voluntarias en verano. Un mes o mes y medio en un servicio y en verano es lo mejor que se puede hacer porque al estar solo y con menor volumen de pacientes todo es más fluído, te dedican más tiempo y aprendes mucho más. Porque vamos, lo que es dentro de la carrera… Sólo te digo que estando un par de semanas en nutrición me he enterado más en mi clase teórica que allí al pie del enfermo. En fin.

    • Emilienko dice:

      Tristemente, tu testimonio no me sorprende.

      Sin embargo, te felicito por sacrificar tus veranos por hacer prácticas. Yo mismo lo hice en su día y me resultó muy provechoso para asentar conocimientos teóricos.

      No pierdas esa ilusión.

  7. Sarah dice:

    Hola, yo soy estudiante de enfermeria de 4º curso, ya veo que solo comentan estudiantes de medicina (me salio el blog x casualidad) y me ha parecido conveniente dar mi opinion respecto al tema.
    En primer lugar creo que muchas veces no sabeis hacer cosas muy básicas que luego nos mandais a nosotras. Nosotras empezamos pro abajo, llegamos al hospital y limpiamos culos, hacemos camas, cambiamos sueros, limpiamos vomitos, e incluso atendemos a los pacientes y familiares cuando nadie quiere hacerlo; por ello sabré que decirle a un familiar en casos extremos, la auxiliar en caso de necesitarla, o como ayudarla a movilizar a un paciente, o como limpiarle un culo a una paciente que lleva un tiempo con el pañal sucio…
    En cambio vosotros ( y no es una critica destructiva) no sabeis esas cosas.
    En el caso de la planta hospitalaria, subis media hora ( los estudiantes pareceis muebles, jeje) y os vais, pero y el paciente?? Y si sucede una urgencia y solo hay una enfermera y un medico, y si son dos pacientes??, me divido?? Sabeis poner una botella de oxigeno?? y hacer una glucemia a un bebe? y poner una via?? Muchas veces ocurren urgencias en la primaria que no sabeis solventar, creo que os vendria bien el primer año con las auxliares y con nostras, y todo seria mas correcto. Como un equipo multidisciplinar que teoricamente debemos ser.

Deja tu firma